Sin anestesia

0
98

Independiente volvió a realizar una mala pretemporada. Estuvo una semana en Japón y se vio superado por el calor, la humedad y la mala preparación física. Los jugadores del plantel se quejaron durante la pretemporada por la cantidad de vuelos e, incluso, hubo quienes no lograron adaptarse a la diferencia horaria y se despertaron durante toda la semana durante la madrugada.

Tras el papelón en Estados Unidos frente a Portland, el equipo relegó el prestigio mundial contra un combinado universitario. Mientra tanto, un plantel de juveniles se comía 4 en Holanda. Todos esperábamos ver a los jugadores en plenitud en el día de la fecha a pesar de las fotos mostrando la pansa. Sin embargo, el modesto equipo japones que se encuentra séptimo en su liga, fue superior en los 90 minutos; convirtió a Hilario Navarro en figura durante el segundo tiempo y lo superó desde la resistencia física.

Algo lógico y esperado considerando que los cerebros de la planificación por “supuestos” 100.000 dólares realizaron 9 vuelos en 22 días. Independiente, no solo se perdió de sumar su estrella 17 sino que además resignó 360.000 dólares. El Júbilo Iwata cobrará la suma de 400.000 dólares. Independiente, en tanto, volverá al país solo con 160.000 -100 mil  por la gira y 60 mil por salir segundo de la Suruga Bank-.

Lo lógico hubiese sido que el Rojo realizase la pretemporada en Japón. No se justifica bajo ningún punto de vista una pretemporada de dos semanas y media en Estados Unidos por 100.000 dólares. La excusa de achicar la diferencia horaria pudo haberse evitado si la delegación no hubiese estado compuesta por tanto protocolo dirigencial.

DEJA UNA RESPUESTA