Beira Rio se tiñó de Rojo

0
94

Había 3000 localidades pero los propios organizadores admitieron que hubo alrrededor de 4000 hinchas. Provenientes desde todos los puntos del país, los hinchas de Independiente se acercaron a Porto Alegre en busca de un sueño que no pudo ser. De todas formas, la gente del Rojo volvió a demostrar la grandeza de la institución.

El lunes, pasada la medianoche, comenzaba el viaje de los primeros micros que partieron desde la Sede Social. Recién hoy, cerca de las 7 de la mañana y luego de casi 30 horas de viaje la gente del Rojo comenzó a copar Brasil. Quienes pudieron hacerlo en avión, en muchos casos deberán aguardar vuelos de vuelta hasta el fin de semana.

Por amor a la camiseta y a los colores, otros se subieron al micro luego del partido y llegarán al país recién el viernes a la madrugada. Otros en cambio, retornan en auto y desean tardar lo menos posible porque deben arrancar una nueva jornada laboral luego de recorrer los 1300 kilómetros que separan Porto Alegre de Buenos Aires.

“Lamentablemente no pudimos darle alegría a la gente que vino hasta acá”, declaró el entrenador Antonio Mohamed luego del partido. Los jugadores, por su parte, aplaudieron a la hinchada una vez que culminó el partido y tiraron sus camisetas hacia la tribuna visitante.

Lamentablemente no pudimos darle alegría a la gente que vino hasta acá.

DEJA UNA RESPUESTA