Milito se despidió con toda la gloria

0
247

Gabriel Milito vistió por última vez la camiseta de Independiente en una fiesta memorable que convocó a más de 30.000 hinchas. El “Mariscal” tuvo su partido homenaje en el Libertadores de América con la presencia de los campeones del Apertura 2002 y de muchos amigos que le dejó el fútbol a lo largo de su carrera. Todo lo recaudado será invertido en las inferiores del club.

Bailes, música, efectos especiales y videos emotivos anticiparon el plato fuerte de la despedida del exdefensor del “Rojo”, que consistió en un partido que enfrentó a los ganadores del Apertura 2002, dirigidos por Américo Gallego, ante un equipo llamado “Amigos de Milito”, conducido por José Pekerman y compuesto por nombres importantes como Diego Forlán, Esteban Cambiasso, Javier Zanetti, Juan Sebastián Verón, Maximiliano Rodríguez, Andrés D’Alessandro, Gabriel Heinze, Germán Denis y Diego Milito, entre otros.

Los amigos del “Mariscal” se pusieron en ventaja con un gol de Maximiliano Rodríguez, pero los campeones de 2002 -reforzados por momentos con Facundo Parra, Cristian Tula y Hernán Fredes- dieron vuelta el marcador con un tanto de Federico Insúa, otro de Gaby de penal, uno de Juan Eluchans y uno de Santiago, el hijo de Milito, quien ingresó en el final con su pequeño hermano Lucas para tirar paredes con su padre.

Además del gol de penal del “Mariscal”, el último grito del defensor ante los hinchas de Independiente, el partido tuvo varios momentos que alegraron a las miles de almas presentes. La presencias del “Pocho” Insúa, del “Cuchu” Cambiasso y de Forlán despertaron la ovación y el reconocimiento de la gente, que los volvió a disfrutar en Avellaneda después de varios años. Además, en el primer tiempo del encuentro, se dio una situación memorable: Gaby Milito disputó una pelota con su hermano Diego y lo bajó con una tremenda patada, lógicamente aplaudida por los hinchas que no olvidaron el pasado en Racing que tiene el delantero del Inter.

La fiesta continuó con la presencia de Patricia Sosa, quien cantó para el homenajeado, y de Ricardo Bochini, quien le entregó una plaqueta recordatoria a Milito en nombre del Club Atlético Independiente. Hubo un final emotivo con un video especial que prepararon los excompañeros del Mariscal en el Barcelona, algunos amigos y sus familiares más cercanos. El último ídolo del club no pudo ocultar su emoción y agradeció a todos los que se hicieron presentes en su despedida, que fue la base de una inversión importante en las inferiores.

Si sos hincha del Rojo tenés que gritar: Muchas gracias, muchas gracias Mariscal”, cantaron los miles de hinchas de Independiente que se acercaron al Libertadores de América en la inolvidable noche del jueves. Un reconocimiento más que merecido para un jugador que siempre mostró un enorme respeto por la camiseta y por el club que lo vio nacer. Desde LocoXelRojo nos sumamos al profundo agradecimiento para el último gran capitán de Independiente.