Daniel Montenegro: de intocable a prescindible

1
186

La figura de Daniel Montenegro siempre ha generado controversias y durante el 2014, el dilema que existe entre los hinchas se trasladó a los entrenadores. El Rolfi, presente en 42 de los 43 partidos de la B Nacional, pasó de ser una de las piezas claves para el ascenso, a un jugador que fue reemplazado en 13 de las 19 presentaciones del segundo semestre.

El reencuentro entre Montenegro y Federico Insúa a principio de año parecía simplificar el armado del juego. Sin embargo, los malos resultados pusieron en un apriete a Omar De Felippe, quien debió optar por uno de los dos enganches: afuera el Pocho. Más allá de eso, el Rolfi sumaba flojas actuaciones pero seguía en cancha: erró un penal ante Huracán y recién hizo su primer gol del año el 21 de abril (ante Crucero del Norte), luego de 159 días de sequía.

Los altibajos lo acompañaron durante todo el campeonato y sobre el final del torneo, ante Instituto, reapareció. Clavó un zurdazo de afuera del área, empató el partido y renovó la esperanza en el Rojo. Semanas más tarde, con el equipo ascendido, los números indicaron que Montenegro fue el que más jugó (42 de 43 encuentros), el que más goles hizo (10) y junto con Matías Pisano fueron los máximos asistidores: 7 pases gol para cada uno.

Para el segundo semestre y con la llegada de Jorge Almirón, el Rolfi mantuvo el cartel de líder pero poco pudo demostrar en las primeras fechas: sólo un puñado de asistencias a Federico Mancuello acompañó el irregular andar del equipo. Mientras tanto, al entrenador no le temblaba el pulso para sacarlo y apostar a la juventud: Benítez, Pizzini y Pisano. Ni siquiera Insúa tenía lugar.

Si bien fue decisivo en algunos partidos (San Lorenzo y Lanús, por ejemplo), fue reemplazado en 13 de los 19 cotejos del segundo semestre y sólo jugó los 90 minutos cuando el Rojo no pudo ganar o cuando lo hizo ajustadamente: Olimpo, Banfield, Quilmes, Godoy Cruz, Arsenal y Gimnasia La Plata. Para el resto fue un cambio cantado, incluso cuando Almirón recibía la reprobación del público.

Los números de Daniel Montenegro durante 2014 marcan 43 partidos jugados: 3 por Torneo de Verano, 21 en la B Nacional, 1 por Copa Argentina y 18 en Primera. Además, sumó 3294 minutos, hizo 4 goles y dio 6 asistencias. Ante Belgrano de Córdoba disputó su último partido, quizás, el último con la camiseta de Independiente. Un jugador que comenzó el año como titular indiscutido y hoy está con un pie afuera del club.

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here