Puntajes Rojos vs. Nacional

3
2969

Martín Campaña (6): Bien en los centros. No tuvo prácticamente participación.

Alan Franco (6): Firme en la marca, aunque tuvo algunas desatenciones y errores en la salida.

Gastón Silva (6): Durante el partido tuvo que ocupar varias posiciones en la defensa y cumplió. El arquero le sacó su chance.

Nicolás Tagliafico (5.5): Algo impreciso con la pelota en los pies y casi comete un penal.

Diego Rodríguez Berrini (7.5): Tuvo mucho quite y siempre entregó la pelota segura. Hoy salió y se llevó su merecida ovación.

Nicolás Domingo (5): No fue el mejor partido y más después del nivel que mostró el Torito. Perdió varias pelotas y no estuvo del todo fino con la pelota en los pies.

Maximiliano Meza (6): Hoy le tocó cumplir otro rol, pero de a ratos tuvo la lucidez y el buen fútbol que viene mostrando en los últimos partidos.

Juan Sánchez Miño (7,5): Arrancó dubitativo, pero después se convirtió en lo mejor de Independiente. Tuvo dos situaciones de gol: la primera tras un pase de Barco y la segunda que se la dejó Gigliotti. 

Ezequiel Barco (6): Se lo vio muy rápido y de a poco se va reencontrando con el fútbol que supo mostrar en sus primeros partidos. Cumplió y tuvo pases determinantes en varias situaciones de gol que no se llegaron a concretar.

Juan Manuel Martínez (7): Fue su primer partido de titular y completó los 90 minutos. Se dio el lujo de marcar por primera vez con la camiseta de Independiente.

Emmanuel Gigliotti (7): Volvió a jugar 90 minutos después de mucho tiempo. Se lo vio enchufado y tuvo varias situaciones para convertir. Una la mandó a guardar y cerró el partido.

Nery Domínguez (6): Jugó un rato en el segundo tiempo y entró para tener la posesión de la pelota.

Domingo Blanco (6): Otro que tuvo su chance de jugar unos minutos. Generó varios ataques y también fue el encargado de dormir la pelota.

Martín Benítez (-): Cuando ingresó el partido y la serie ya estaban totalmente cerradas.

3 Comentarios

  1. Porque no dicen que Taglia tiene que ser el que le saque las papas del fuego al entrenador, siempre jugando para el equipo, nunca piensa egoistamente.

DEJA UNA RESPUESTA