Franco: “Crecí escuchando tiros, lo que viví me lleva a estar tranquilo en la cancha”

4
2917
Club Atlético Independiente

Alan Franco dio detalles de su durísimo pasado en Villa Tranquila y confesó que todo lo que le tocó vivir le dio fuerzas para destacarse como jugador.

En una entrevista con el Diario Olé, el defensor aseguró que vivió con mucha calma los incidentes en el hotel de Brasil antes de la final de la Copa Sudamericana. “No paraban de tirar bombas de estruendo en la puerta del hotel y fuegos artificiales contra los ventanales de las habitaciones. Yo me reía, me levantaba de la cama y salía a mirarlos mientras nos gritaban de todo. Cuando era chico crecí escuchando tiros en la villa. Y me acostumbré a eso. Lo que pasó en el hotel en Río fue una linda experiencia”, contó.

Como si fuera poco, Franco también logró minimizar la presión que sintió en el encuentro ante Flamengo: “Un partido no es nada en comparación a los obstáculos que la vida me puso por delante. Lo que viví me lleva a estar tranquilo cada vez que salgo a la cancha. Por eso jugué un buen partido”. Asimismo, reconoció que su pasado le dio impulso en ese momento tan importante para él y para el club: “Desde que entré al Maracaná se me vino todo a la cabeza. Y durante la final me acordaba de los partidos que jugaba en el potrero de la villa. Ahí sí que se ponía picante en serio. Esos recuerdos siempre me dan fuerzas para sostener el ritmo y mostrar firmeza”.

El zaguero central del Rojo valoró el crecimiento profesional y económico que consiguió gracias al fútbol. “Tuve un pasado duro. El barrio en el que viví es muy jodido. Gracias al esfuerzo que he hecho, ahora estoy en otra situación. Hoy estoy disfrutando de las pequeñas cosas. Hace poco estuve con Amorebieta viendo un Real Madrid-Barcelona en ese teatro que es el Bernabéu. Me cuesta creer todo lo que estoy viviendo”, relató.

Tras haber conseguido cambiar su ambiente de vida, ahora el “2” quiere darles lo mejor a sus seres queridos: “Mi sueño es poder sacar a mi familia de la villa. Mi vida ha cambiado muchísimo en estos últimos meses y también quiero mejorarles la vida a ellos”. Y en la misma línea, señaló a sus hijos Dalma -de seis años- y Stefano -un bebé de seis meses- como motor principal de su carrera: “Quiero darles todo lo que yo no tuve en mi infancia. Verlos felices es lo que más me moviliza. En la cancha me juego el bienestar de mi familia. Dejo todo en cada pelota porque sé que esa es la forma de ayudarlos a salir adelante”.

4 Comentarios

  1. Me sorprende partido a partido lo bien que juega este chico. Hay que hacerle un buen contrato y por varios años. Si no vienen de afuera y se lo llevan por dos mangos. Lo mismo habría que hacer con Fabricio Bustos, Maxi Meza, Martín Campaña y otros jugadores que sería bueno que se quedaran en el CAÍ. por mucho tiempo

  2. Franco sos un gran defensor,disculpa q te confundi con Bustos en Aeroparque, ojala sigas en el cai, yo te declararia intransferible, gracias por las salidas con categoria y las salvadas!!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here