Puntajes Rojos vs. Talleres

0
1362

Martín Campaña (10): su mejor partido en Independiente. Tuvo cuatro intervenciones clarísimas y determinantes que lo erigieron como el mejor de la noche. Actuación demencial para cerrar el arco.

Emanuel Brítez (4): no dio seguridad por su sector ni para defender ni para atacar. Sufrió muchísimo ante cada pelota que le jugaban a sus espaldas. Con la línea de cinco se acomodó mejor.

Nicolás Figal (5.5): en el primer tiempo le costó afirmarse como a toda la defensa pero con la línea de cinco, mejoró. Sacó una pelota de cabeza en la línea tras una atajada del arquero.

Fernando Amorebieta (7): el más firme de la defensa. Luchó muchísimo contra Santiago Silva y, pese a estar condicionado por la amarilla, no sufrió complicaciones más allá de alguna imprecisión para salir jugando.

Gastón Silva (5): al igual que el otro lateral, sufrió bastante cuando lo exigieron y se pudo afirmar cuando pasó a jugar como stopper por izquierda.

Nicolás Domingo (7.5): levantó mucho su nivel con respecto a sus últimas presentaciones. Bien en los relevos, correcto en la marca y se complementó bien con el Galgo.

Jonás Gutiérrez (7): fue de menor a mayor. Al inicio le costó hacer pie pero luego encontró en Domingo un socio. En el complemento demostró sacrificio y hasta se animó con alguna patriada.

Gonzalo Verón (8.5): atento para seguir la jugada del gol y ubicarse bien para mandarla a guardar. A partir del 1-0 se convirtió en el jugador del Rojo más desequilibrante: atrevido, veloz y gambeteador. Salió sobre el final con una molestia física.

Fernando Gaibor (4.5): nunca pudo hacerse cargo del equipo. Le costó ser el nexo entre el doble cinco y los atacantes y alternó más malas que buenas decisiones. Fue reemplazado por el Puma.

Juan Sánchez Miño (5.5): también le costó hacer pie. No gravitó en ataque porque estuvo avocado a ayudar a Silva en defensa y se lo notó más firme cuando jugó como lateral en la línea de cinco.

Silvio Romero (6.5): buena jugada en la previa al primer gol, con la corrida, el giro y el remate por encima del arquero rival. Después de eso, no tuvo chances claras y se dedicó al trabajo sucio. En el segundo tiempo le dejó su lugar a Benítez.

Emmanuel Gigliotti (7.5): ingresó por Gaibor, se paró como centrodelantero y Romero fue a jugar de extremo derecho. Mucho trabajo sucio también que tuvo su recompensa sobre el final: corrida y exquisita definición al ángulo para sentenciar el resultado.

Martín Benítez (6): con el Rojo parado para jugar de contra, entró por Romero para explotar su velocidad. Se destacó más por su sacrificio aunque asistió al Puma en el 2-0.

Braian Romero (-): entró sobre el final del partido por Verón para darle más aire al Rojo por las bandas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here