¿Qué es de la vida de Livio Prieto?

884

Llega el turno de una de las grandes promesas de Independiente a fines de los 90. Si no hubiese sido por una lesión, habría salido campeón con la Selección Sub 20 en el Mundial de Argentina 2001.

Se trata de Livio Prieto, quien llegó a Independiente en 1999 proveniente de Deportivo Español, por recomendación de Ricardo Bochini. Debutó en octubre del año siguiente en la derrota del “Rojo” 1 a 0 contra Estudiantes. En total jugó 41 partidos y marcó un solo gol, pero siempre se lo recuerda por una jugada en particular: el 6 de noviembre del 2000, le metió un caño antológico a Sebastián Battaglia, ocasionándole la rotura de ligamentos cruzados de la rodilla derecha al volante de Boca.

Otro acontecimiento destacado en su carrera fue su paso por el Seleccionado Juvenil. José Néstor Pékerman, en ese entonces técnico del Sub 20, estaba armando el equipo para el Mundial que se disputó en Argentina en el 2001. Prieto pasaba sus días en Independiente, donde Osvaldo Piazza lo tenía muy en cuenta entre los titulares. A pocos días de la entrega final de la lista, un desgarro lo dejó afuera y Pékerman lo reemplazó por un tal Andrés D’Alessandro, quien no jugaba en River y tuvo su explosión en dicha competencia. El final todos los conocemos: Argentina se coronó campeón y D’Alessandro arrancó una carrera envidiable.

Por diferentes lesiones y problemas contractuales, dejó Independiente en junio del 2002 para recalar en el AEK Atenas (2002/2003), donde no lograría jugar mucho. Luego de esa experiencia, volvería al país, más precisamente a Nueva Chicago, en la temporada 2003/2004 (fue parte del equipo que descendió a la B Nacional) y a Belgrano de Córdoba (2004).

Más tarde, retornaría al exterior para jugar en equipos como Atlético Mineiro de Brasil (2005), Sportif Sfaxien de Suiza (2006), Santa Clara de Portugal (2006/2007), Emelec de Ecuador (2008) y Paços de Ferreira (2008/2009), siendo estos últimos clubes donde lograría mayor continuidad e incluso algunos goles.

En el 2010 inició su tercera etapa en Argentina, actuando para Sportivo Italiano en la Primera B durante 28 partidos, en los que marcaría 2 tantos. Sus últimos pasos están en el Torneo Argentino C: primero lo hizo para Atlético Camioneros en el 2012 y actualmente para Sindicato de Alimentación.

Otro caso más, como tantos otros, que no llegó a ser crack.