Una noche para el olvido

1

Independiente perdió ante Boca por 3-0 como visitante en el estadio Alberto J. Armando, por la 27° fecha del Campeonato de Primera División 2016/17. El equipo de Holan no tuvo una buen funcionamiento y sufrió mucho el desgaste luego del encuentro en Perú ante Alianza Lima por la Sudamericana. Además, Boca demostró porque es el puntero y jugó un gran partido. Luego de esta derrota, se cortó la racha del técnico que acumulaba 14 partidos invicto desde su llegada al club.

En los primeros minutos la superioridad del equipo de Guillermo Barros Schelotto quedó clara y se notó a lo largo de todo el partido ya que Independiente poco y nada pudo hacer ante la velocidad y el buen nivel de Boca. Sin embargo, después del atropello inicial, el Rojo comenzó a salir del fondo y pudo acercarse con algunas pelotas paradas, aunque -como es habitual- desaprovechó dos o tres tiros libres cerca del área de Rossi.

Luego, a los 28 minutos del primer tiempo, se dio una jugada particular que comenzó a definir la historia: después de unos rebotes en el área, Alan Franco rechazó la pelota y en el mismo movimiento golpeó a Pablo Pérez, por lo que Rapallini cobró penal y Benedetto lo cambió por gol para poner el 1-0 a favor de Boca.

Y sobre el final de la primera etapa, tras un buen desborde de Pavón por izquierda, Junior Benítez entró solo por el segundo palo para empujarla de cabeza y decretar el 2-0 del Xeneize. Independiente no encontró reacción en ningún momento y sufrió mucho en el mediocampo, donde Boca siempre tuvo un jugador de más y aprovechó esa superioridad para controlar el balón.

En el complemento hubo una leve mejoría, pero duró poco y nada, ya que el partido entró en un bache donde Independiente no atacó demasiado y el equipo de Barros Schelotto fue inteligente para salir de contra. Por eso, el Rojo tuvo más la pelota y buscó lastimar al rival, pero le costó demasiado generar peligro en el arco de Rossi.

Con el correr de los minutos los jugadores se quedaron sin piernas y le costó demasiado seguirle el ritmo a los futbolistas locales. Después, a 30 del segundo tiempo, se cerró el partido tras un error defensivo, que Boca supo aprovechar muy bien y Benedetto sentenció el 3-0 que sería definitivo.

Un golpe durísimo para este equipo que venía de racha y que sufrió mucho el desgaste que generó la seguidilla de partidos previo al choque de este domingo. Se notó el cansancio y la falta de recambio en el plantel, pero no es una excusa ni mucho menos, sino un condicionante del rendimiento de varios jugadores. Más allá de eso, Boca jugó mejor y ganó con justicia un partido que lo tuvo siempre un paso adelante. Independiente nunca encontró la forma de lastimar a su rival, además de un planteo táctico -esta vez- erróneo por parte del DT. Se perdió un partido y nada más. Que una derrota no tape lo bueno que viene realizando el entrenador y los futbolistas en este semestre. Ahora deberá recuperarse ante Defensa y Justicia como visitante el próximo fin de semana, en el partido adeudado por la fecha 17.

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here