Se complicó solo

2
1531

Independiente empató 1-1 ante Olimpo en el Libertadores de América y desperdició una muy buena chance para meterse en los puestos de Copa Libertadores. El equipo de Ariel Holan logró ponerse en ventaja con un gol de Lucas Albertengo, pero arrancó dormido en el segundo tiempo y el conjunto bahiense llegó a la igualdad con un cabezazo de Carlos Rodríguez. Ahora, el Rojo tendrá que hacer bien las cosas ante Unión y Lanús para soñar con un lugar en la máxima competencia sudamericana.

El encuentro arrancó con Olimpo como protagonista de las principales acciones frente al arco de Campaña, aunque con el correr de los minutos se comenzó a equilibrar el dominio de la pelota y el Rojo comenzó a crecer en campo rival, pero estuvo muy lejos de sentirse cómodo ante la incesante marca de los defensores del conjunto de Bahía Blanca. Sólo faltaba el toque final en los últimos metros para abrir el marcador.

Y la chance finalmente llegó, a los 35 minutos del primer tiempo, cuando Nery Domínguez le puso una habilitación exquisita a Lucas Albertengo. El Flaco sin que la pelota caiga, le pegó de primera ante la salida de Gabbarini y estableció el 1-0 parcial para Independiente, que a partir de ahí se tranquilizó y manejó mejor el partido.

Sin embargo, la alegría duró poco y nada. Es que el Rojo salió dormido al complemento y sufrió el empate de la visita, quién se vio obligado a adelantarse en el terreno de juego. A los 6 minutos del segundo tiempo, y luego de buen centro desde la izquierda, Carlos Rodríguez llegó sólo por atrás de todo y metió un cabezazo imposible para Campaña. Y con el 1-1, se dio un partido muy entretenido, en el cual cada pelota se jugó a muerte y eso generó exceso de juego brusco que el árbitro Espinoza permitió demasiado. Lamentable lo del juez, una vez más.

Cada uno se está jugando cosas importantes y eso dio lugar a que se arme un partidazo de ida y vuelta, en el cual cualquiera de los dos pudo quedarse con la victoria. Independiente trató por todas las vías posible inquietar a su rival, pero salvo una serie de rebotes en el área chica de Gabbarini y un remate de Rigoni, no generó tanto peligro. Por su parte, Olimpo se plantó de contra e intentó aprovechar los descuidos en el fondo del Rojo aunque no estuvo preciso en los últimos metros.

Lo cierto es que Independiente desperdició una chance inmejorable para meterse de lleno en los cinco primeros que se clasifican a la próxima Copa Libertadores, aunque todavía sigue dentro de la pelea por los malos resultados de los otros competidores. El equipo de Ariel Holan volvió a quedar en deuda ante un rival inferior y eso generó una vez más la bronca de los hinchas. Más allá de eso, los jugadores tuvieron mucha entrega -como en el caso de Bustos- y actitud para intentar hasta el final. Por eso, a dos fechas del final, la ilusión sigue intacta y el Rojo deberá hacer buenos partidos ante Unión y Lanús para cerrar el campeonato de la mejor manera posible. Hoy, se complicó solo…

2 Comentarios

  1. Si no clasificamos para la Libertadores será un fracaso. Por qué? Porque estuvimos cerca de ser campeones, estuvimos cerca de clasificar cómodos, y ahora, después que en los 4 últimos partidos nos metieron la mano en el bolsillo – zafamos ahí con DyJ – nos podemos quedar afuera. Nos cagan a patadas en todos lados y nadie dice nada. A Barco lo tienen alquilado los referís, cobra y encima lo amonestan todos los partidos. Tenemos un plantel corto lleno de pibes y encima dejan que los choreen. Evidentemente falta medio campo, a Erviti no le da el físico, Dominguez es muy lento (ambos tienen calidad) y solamente tenemos al Torito con más voluntad que calidad. Marcone sería un gran aporte. Frtizler es otro. Faltan marcadores centrales, no tenemos uno si bien, tanto Franco como Tagliafico lo han hecho muy bien pero, no tenemos altura y si falta uno, chau. No tenemos jugadores claros en ataque y tampoco goladores. Hemos llegado muy lejos con poco pero, habiéndolo hecho, no alcanzar ningún objetivo, sería un fracaso

DEJA UNA RESPUESTA