Puntajes Rojos vs. Central Ballester

5
1911

Martín Campaña (7): No tuvo mucho trabajo. El palo lo salvó en una ocasión y contuvo tranquilo la segunda jugada. Muy claro jugando con los pies.

Fabricio Bustos (6): Si bien no pasó sobresaltos, teniendo en cuenta la facilidad del rival no fue un partido prolijo del lateral. Se lo vio un poco molesto e incómodo. No pudo proyectarse correctamente en varias oportunidades.

Alan Franco (8): Al igual que el resto de sus compañeros, no tuvo mucho trabajo. Supo contener bien las pobres ofensivas del rival y hasta se animó a salir jugando con algún que otro lujo.

Nicolás Figal (8): Firme como su compañero en la zaga. Se encargó de opacar a Donato Lanzillota y Franco Velázquez, dos de los mejores de Central Ballester.

Juan Sánchez Miño (9): Partidazo del lateral. En ningún momento le importó el resultado o que el partido esté liquidado. Entregó y corrió cada pelota hasta el último minuto como si el Rojo estuviera perdiendo y metió dos asistencias. Muy activo en la ofensiva, mostrándose siempre como alternativa. Partido digno para que Ariel Holan se decida por él como titular.

Fernando Gaibor (7): Le faltó tomar más responsabilidades y ser, junto a Maximiliano Meza y Martín Benítez, uno de los creadores del juego. Atento al rebote para marcar el segundo gol. Dejó el partido en el segundo tiempo por Emmanuel Gigliotti.

Francisco Silva (7): Interesante partido del chileno. Se ubicó correctamente entre los centrales cuando el equipo se desplegaba y cada jugada empezaba con un toque suyo. Buen debut.

Pablo Hernández (8): Otro que tuvo un muy buen debut, dejando en claro que puede generar muchas oportunidades con sus pases filtrados. Fue sustituido en el complemento por Carlos Benavídez.

Martín Benítez (10): Hattrick para el goleador de la noche. Siempre haciéndose cargo de elaborar las jugadas y volviendo loco a los defensores de Central Ballester. Otro a quien no le importó el resultado. En todo momento fue en busca de más y, si había que fusilar como lo hizo en su segundo gol personal, no lo dudó.

Silvio Romero (8): Gol bien de 9 para marcar el 3-0 parcial y un pase a la red para festejar su segundo tanto personal en el partido. Pudo haber hecho tres, pero en el primer tiempo se perdió un gol increíble.

Maximiliano Meza (9): Tras su regreso del Mundial, jugó un gran partido y fue otro de los grandes baluartes de la noche. En el inicio del segundo tiempo, arremetió contra el área rival, lo bajaron y canjeó el penal por gol para poner el 4-0. Al salir reemplazado, se dedicó a firmar camisetas de los hinchas que se acercaban al banco de suplentes.

Carlos Benavídez (8): Ingresó a los 15’ del complemento y le tocó plantarse de doble cinco. El uruguayo se mostró con ganas y no le importó que el partido ya esté liquidado para correr y desgastarse. Exquisita definición sobre el final para poner el 8-0.

Emmanuel Gigliotti (7): El Puma no pudo encontrar el gol que tanto le hace falta para agarrar más confianza. Tuvo su chance, pero el arquero desvió su tiro y la pelota le quedó servida a Benítez para el 6-0.

5 Comentarios

  1. Bien el rival felicitaciones.ahora que Romero Gaivor se luzcan contra otro equipo mas parejo porque son dos muertos los mejores Sánchez Miño y Benítez

  2. Una sugerencia que puede hacernos quedar bien como club. Ayer, al final del partido los jugadores, además de abrazarse y festejar el triunfo entre ellos, tendrían que haber ido a buscar a los de Ballester y juntos saludar en mitad de cancha e incluso irse juntos del campo de juego. Reconociendo el buen juego del rival y compartiendo el final del cotejo. Es algo simple pero te hace más gente. Humilde en los triunfos y guerrero en las derrotas. Así lo quiero al Rojo.

  3. Exagerado el puntaje. El mejor jugador de la cancha fue Sánchez Miño. Este triunfo es lógico y por la cifra que se dio. Debe ser la diferencia normal entre un equipo de primera A, superliga y uno de la D. De todas formas cumplimos con lo que debe ser: un club muy superior a otro. Los resultados nuestros en las copas argentinas anteriores no fueron normales. Qué Racing pierda, casi de local, con un equipo del nacional A o B de Chaco, que tuvo que viajar 1000 km, es una vergüenza. Bueno, espero que en un partido más equilibrado puedan demostrar el mismo juego y ganar, no 8 a 0, pero con cierta tranquilidad y autoridad. Bien Silva y Hernández.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here