Tomá nota, Turco

0
114

En un primer tiempo de ida y vuelta, el Júbilo Iwata fue más y jugó la mayor parte del juego en campo rival. Sin embargo. A pesar del peso ofensivo de los de Shizuoka, el próximo rival de Independiente tuvo serios problemas defensivos a la hora de frenar los contragolpes.

El Júbilo realiza marca en zona cuando el rival tiene la pelota durante mucho tiempo en campo propio. Es decir, cuando el tránsito del balón permite el reacomodamiento de su esquema 4-4-2. Sin embargo, en las pelotas paradas, el equipo dirigido por Yoshio Mabuchi pone a sus defensores en el área rival y, si la jugada no prospera, con 3 pases los delanteros contrarios pueden quedar mano a mano.

En el área propia, el Júbilo tiene serios problemas defensivos puesto a que defiende los centros aéreos intentando tirar el offside. Así llegó el gol del Gamba Osaka, rival de Arsenal de Sarandí por la Suruga Bank que ocupa la 4ta posición de la Liga nipona.

Independiente no debe dejar de prestarle atencion al juego aéreo de los defensores Daisuke Nasu y Lee Gang-Jin. También es interesante el peso en la altura de Ryoichi Maeda. Si bien este último volante es el más alto y apenas mide 1 metro 83; todas las pelotas paradas -están a cargo del volante central Yuichi Komano- buscaron a estos jugadores.

También hay que destacar al 10, Hiroki Yamada; el jugador con mejor juego por el piso de los nipones y buen tiro de media distancia cuando encuentra espacios de cara al arco -estrelló un tiro en el palo en el primer tiempo de 30 metros y logró un corner por la misma vía-. Por útlimo, otro jugador al cual hay que prestarle atención es Shuto Yamamoto, volante por derecha que encara y tiene buena velocidad final, además del manejo de pelota.

Mediante este llegó el empate a los 5 del segundo tiempo tras una asistencia entre tres marcas por el sector izquierdo del 10, Hiroki Yamada. El partido era de ida y vuelta, por abajo y sin pelotazos -solo centros en el caso de que hubiera delantero en el área y muy limpios; es decir, no a la olla-. Así fue como se escapó el 8 del Gamba Osaka, Hayato Sasaki, y cabeceó -mal marcado- el 9, Rafinha. El tiro de cabeza fue débil pero pasó por debajo de las manos del 1 de Júbilo Iwata, Yoshikatsu Kawaguchi. Sí, el arquero del Júbilo llega golpeado anímicamente porque le provocó la derrota a su equipo.

DEJA UNA RESPUESTA