Puntajes Rojos vs. River

2240

Martín Campaña (6): La seguridad de siempre. Lo exigieron dos veces. Con un remate de afuera que desvió bien por estar bien parado y con un cabezazo sobre la hora que salvó la victoria. Además, salió varias veces “a romper todo” y alejó el peligro.

Gustavo Toledo (5): Sufrió en un lapso del primer tiempo, pero después se asentó en defensa. Hizo un partido regular a la hora de asociarse en ofensiva.

Nicolás Figal (5): Muchos problemas con la pelota en el primer tiempo y algunos desajustes. En el complemento mejoró en ambos aspectos.

Víctor Cuesta (5): Al igual que su compañero de zaga, estuvo impreciso con la pelota y abusó del pelotazo.

Nicolás Tagliafico (5): No lo complicaron por su sector, pero con la pelota estuvo flojo. Su actitud muchas veces compensa sus fallas a la hora de atacar.

Fabricio Bustos (6): Buen debut del pibe, que no achicó nunca ante el contexto. La pidió, corrió todas, intentó contagiar de ganas a sus compañeros y hasta pudo haber marcado un gol.

Jorge Ortiz (4): Traslado muy lento e impreciso con la pelota. Volvió a desperdiciar una situación clara de gol y sigue en un nivel muy bajo.

Diego Rodríguez Berrini (4): Debió ser expulsado a los 20 minutos del primer tiempo por una patada descalificadora. No participó mucho del juego, la pelota pasó su zona muchas veces por el aire.

Juan Sánchez Miño (4): Participó poco del juego y no desniveló por el sector izquierdo. Tampoco hizo diferencia con la pegada.

Diego Vera (6): Después de tantas situaciones erradas en los últimos partidos, logró meterla. Su gran problema es la definición, nunca estuvieron en discusión sus ganas a la hora de jugar. Hoy, por perseverancia, complicó a la defensa rival.

Germán Denis (4): Lento, con poca movilidad, fastidioso. Se perdió una chance clarísima de gol tras un centro de Toledo.

Maximiliano Meza (5): Volvió después de la lesión y complicó por momentos en la banda derecha.

Emiliano Rigoni (5): Sigue a años luz del nivel que mostró en la primera parte del año. Sin embargo, sus minutos no fueron tan flojos como en sus últimos 10 partidos. Rompió líneas con su velocidad en algunas ocasiones.

Ezequiel Barco (5): Le costó entrar en sintonía en esos últimos 20 minutos de partido. Además, el equipo ya estaba parado para contragolpear.