¡Lo que se escapó!

0
1453

Independiente igualó 2-2 con Gimnasia en el Libertadores de América por la fecha 26 de la Superliga. Al Rojo se le escaparon tres puntos sobre el final del partido, por errores propios y por un arbitraje desastroso.

Tras la buena victoria en Brasil, Independiente venía con la misión de ganarle a Gimnasia para meterse en el cuarto lugar de los cinco equipos clasificados a la próxima Copa Libertadores. Y el partido se le presentó tranquilo al Rojo. Manejaba la pelota, no pasaba sobresaltos y de entrada salió a buscar la ventaja, que la consiguió rápidamente con una buena corrida de Silvio Romero, quien lo vio llegar a Martín Benítez para que a los 9′ el misionero marque el 1-0 parcial.

Todo lo bueno que venía haciendo Independiente, lo tiró por la borda tras una perdida de Braian Romero y una mala salida de Nicolás Figal, quien no tuvo mejor idea que cometerle un claro penal al atacante de Gimnasia. Silvio Trucco en un confuso episodio le mostró la roja a Figal, cuando previamente lo había amonestado. Brahian Alemán lo cambió por gol y a los 22′ el Lobo llegaba al 1-1 sin haber pateado al arco.

Con un hombre menos, Ariel Holan optó por acomodar la defensa. Mandó a la cancha a Gastón Silva y tuvo que sacrificar al pobre de Romero. Independiente bajó el nivel y el primer tiempo se murió sin situaciones de los dos lados.

En el complemento los dirigidos por Holan salieron con la intención de arrinconar a Gimnasia en su área, pero en los papeles no lo llevaron a la práctica. La visita se animó, aprovechó los errores del Rojo en el fondo y llevó peligro al área de Martín Campaña. El uruguayo tuvo que salvar las papas más de una vez y el Profesor metió manos: ingresaron Emmanuel Gigliotti y Gonzalo Verón por Romero y Diego Rodríguez.

Independiente cambió la cara, fue en busca del triunfo y lo consiguió a los 33′ con una buena combinación en ataque entre Fabricio Bustos, Maximiliano Meza y el Puma para dejar las cosas 2-1 parcial. El estadio explotaba, los hinchas se acordaron de Trucco, quien tuvo una tarde para el olvido, del mala leche de Gustavo Grabia y, hasta como ya es costumbre, también de Mauricio Macri. Pero cuando todo era una fiesta y el partido se moría, Bonifacio convirtió el 2-2 final.

Con este resultado Independiente quedó en el quinto lugar, en zona de Repechaje de Copa Libertadores, y tendrá que ir a Santa Fe a buscar una victoria ante Unión que le pueda dar la clasificación directa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here