Afuera por errores propios y ajenos

3
1337

Independiente cayó con Unión de Santa Fe como visitante por 1-0 y perdió una de las chances para clasificar a la Copa Conmebol Libertadores 2019. El técnico realizó un mezquino planteo, los jugadores no tuvieron la noción de lo que estaba en juego y el árbitro Fernando Echenique no vio un penal claro por una mano Jonathan Bottinelli.

Decir que a Independiente le robaron el partido y por eso no logró clasificar a la Libertadores del próximo año es obviar todo lo que se hizo mal a lo largo del torneo. En el camino se perdieron puntos inexplicables, tanto por planteos equivocados, por desgaste de la doble competencia, por errores de juego y, por supuesto, por los fallos arbitrales.

Y particularmente en esta fecha, se habló mucho y se demostró poco. Dentro del campo de juego Independiente fue superado por Unión, nunca mostró las uñas, la intensidad brilló por su ausencia y el compromiso de cumplir con uno de los objetivos planteados en el semestre no apareció por Santa Fe. También hay responsabilidad del entrenador en el planteo previo, la mala lectura durante el juego e insistir con jugadores que partido tras partido demuestran no estar a la altura de las circunstancias.

Finalmente Holan se inclinó por una línea de 5 en el fondo, que en ataque se transformaba en línea de 3, con Juan Sánchez Miño y Fabricio Bustos sumados al mediocampo. Nicolás Domingo y Diego Rodríguez como volantes y de mitad para arriba, Martín Benítez, Maximiliano Meza y un solitario Silvio Romero. La primera etapa fue muy trabada, a Independiente se lo notaba incómodo y Unión tuvo dos o tres situaciones que adelantaban un segundo tiempo complicado.

Para el complemento el técnico metió mano en el equipo, con un cambio poco entendible: Emmanuel Giliotti por Domingo. Pero de nada sirvió, ya que al minuto una jugada fortuita del local terminó en un centro perfecto para Franco Soldado, que cabeceó sólo ante los estáticos Alan Franco y Fernando Amorebieta.

A partir de ahí todo fue confusión y nerviosismo. El técnico siguió moviendo el banco con los ingresos de Fernando Gaibor y Leandro Fernández, que no aportaron absolutamente nada. El equipo nunca pudo hacer pie y sobre el final llegó la jugada polémica. ¿Fue penal? Claro que sí. ¿Fue un robo? Puede ser, pero a Independiente lo roban hace más de un año y los dirigentes no movieron un dedo. ¿Quedó afuera por este partido? No, hay que tener un poco más de autocrítica.

3 Comentarios

  1. Holan deja de romper las pelotas con esos refuerzos de mierda que trajeron date cuenta no tienen sangre ni huevos.bastaaaaaa

  2. Los jugadores q trajeron no tienen sangre solo vienen x el sueldo o hubo tragada de plata son de madera y holan no sabe nada de jugadores

  3. Sí, nos robaron todo el campeonato. También en la competencia internacional. Si eso no alcanza, operativos de prensa. Desde ya que no tenemos una dirigencia para mostrar como modelo, pero no somos los únicos con esta tara. Como tampoco creo que lo que pasó con los pibes haya sido sólo en Independiente. Ahora, la realidad tambien es que tuvimos un semestre para el olvido futbolísticamente y por errores propios. La salida de Cohan fue el inicio, y un mercado de pases desastrozo por lo gastado y por lo que rendieron los jugadores adquiridos, incluso amontonando en el mismo puesto. A pesar de variar mucho en las formaciones, la respuesta física fue negativa e Independiente no pudo plasmar su característica: el vértigo. No le hacemos un gol a nadie y nos distraernos en nuestra área. Si no seguimos en la Copa creo que llegó el momento de depurar el plantel.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here