#ElRojoEnJapón: campeón del mundo en 1984

0
1157

A pocos días de la final de la Copa Suruga Bank, en LocoXelRojo recordamos el primer partido que el Rey de Copas jugó en Japón.

El 9 de diciembre de 1984, el Rojo pisó por primera vez tierras japonesas para jugar la Copa Intercontinental. Meses antes había levantado su séptima Libertadores y quería cerrar el año en la cima del mundo. ¿El rival? El Liverpool inglés, campeón de la Copa de Europa (actual Champions League). El escenario fue el Estadio Olímpico de Tokio y asistieron más de 60.000 personas.

Ya desde la previa se vivía como un duelo muy especial, no sólo porque estaba en juego el título del mundo, sino porque además era el primer enfrentamiento entre un equipo argentino y uno inglés después de la Guerra de Malvinas de 1982.

Independiente, dirigido por José Omar Pastoriza, salió a la cancha con Carlos Goyén; Néstor Clausen, Hugo Villaverde, Enzo Trossero, Carlos Enrique; Ricardo Giusti, Claudio Marangoni, Jorge Burruchaga; Ricardo Bochini, José Percudani y Alejandro Barberón. Más tarde ingresó Pedro Monzón por Villaverde.

Cuando todavía los dos equipos se estaban estudiando, el Rey madrugó al rival y se puso en ventaja a los 6 minutos. Marangoni tomó un rebote en mitad de cancha y metió una habilitación notable para Percudani, quien con apenas 19 años le ganó a toda la defensa a pura velocidad, quedó mano a mano con el arquero Bruce Grobbelaar y lo venció con un toque sutil de zurda. Los ingleses quedaron desorientados, pidiendo un offside inexistente.

Quedaba muchísimo por jugar, pero el Rojo aguantó con coraje el 1-0 y le cerró todos los caminos al Liverpool, que no supo vulnerar el arco de Goyén. El árbitro brasileño Romualdo Arppi Filho pitó el final del partido y así se desató la locura roja en el campo de juego, en el banco de suplentes, en Avellaneda y en gran parte de un país que se unió para apoyar a Independiente.

Por segunda vez, el Rey de Copas era campeón del mundo. Y así lo hacía saber al mundo Trossero, el capitán, quien levantaba la Copa Intercontinental mientras Marangoni alzaba la Libertadores conseguida en la Doble Visera. El mejor antecedente del Rojo en Japón. Y sin dudas, la mejor motivación para ir en busca de la 18ª estrella internacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here