Independiente y otra idea de la mano de Domínguez

0
En los minutos finales, el Rojo siguió atacando.
En los minutos finales, el Rojo siguió atacando.

En la victoria por 3-1 ante Talleres, el equipo de Eduardo Domínguez mostró ciertas virtudes a la hora de plantarse en el campo de juego, y si bien es el segundo partido del entrenador, ya se puede vislumbrar lo que será el estilo de este Independiente durante el 2022.

Las principales características de la idea de juego del DT que se vieron reflejadas fueron: buscar casi siempre salir limpio desde el fondo a pesar de la presión del rival, la presión bien arriba de los delanteros y volantes acompañados por los defensores creando un equipo corto, la llegada con cinco o seis futbolistas al área rival, la recuperación bien alta y rápida del balón y plantarse varios metros más adelante cuidando la posesión en los minutos finales.

La salida limpia y por abajo desde el fondo fue una de las claves en la victoria ante la “T”. Nada de dividir la pelota ni saltear líneas. De esta manera, se generaron jugadas colectivas que derivaron en ocasiones de gol.

La salida desde el fondo por abajo a pesar de la presión rival.
La salida desde el fondo por abajo a pesar de la presión rival.
En el segundo tiempo la idea no cambió y buscó la salida limpia desde atrás.
En el segundo tiempo la idea no cambió y buscó la salida limpia desde atrás.

Otro de los rasgos de este equipo fue la llegada con cinco o seis futbolistas al área rival. Como se puede observar en la imagen, las opciones de pase para Asis son muchas, lo que brinda una mejor toma de decisiones además de la libertad para definir de quienes pisan el área.

El Rojo llegó al área con varias opciones de pase
El Rojo llegó al área con varias opciones de pase

Esto es algo nuevo que no ocurría con Falcioni. La presión bien arriba de los delanteros y volantes acompañados por los defensores creando un equipo corto. Durante todo el partido, la intención del equipo fue la misma: molestar la salida del rival buscando el error a través de una presión alta de delanteros y volantes. Le funcionó muy bien, así llegaron los goles.

El equipo presionó todo el partido a la "T"
El equipo presionó todo el partido a la “T”
El primer gol y una buena presión de González.
El primer gol y una buena presión de González.

La recuperación bien alta y rápida del balón fue uno de los grandes aciertos en el partido ante Talleres. Los tres goles del Rojo llegaron gracias a recuperaciones en tres cuartos de cancha con el rival muy mal parado. Sin dudas que esto será una de las grandes fortalezas de este equipo.

El segundo gol también llegó gracias a la recuperación bien arriba.
El segundo gol también llegó gracias a la recuperación bien arriba.
El tercer gol: presión y definición de Velasco.
El tercer gol: presión y definición de Velasco.

Por último, cabe destacar la manera de cerrar el partido. Con un estilo opuesto al del Emperador, a pesar de estar ganando, los de Domínguez decidieron plantarse varios metros más adelante cuidando la posesión en los minutos finales. En la imagen se puede apreciar que a un minuto del final hay 9 futbolistas en campo rival presionando, y una vez recuperado el balón, apostando por la posesión.

En los minutos finales, el Rojo siguió atacando.
En los minutos finales, el Rojo siguió atacando.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here