Cortó la mala racha

0
999

Independiente ganó como local por 1-0 ante River por la 12° fecha del Campeonato de Primera División 2016/17. El equipo no jugó bien, pero mostró ganas y actitud, algo que faltó ante Racing. Diego Vera marcó el gol de la victoria que le da un poco de tranquilidad a Gabriel Milito, quien fue ovacionado y bancado por la gente, para poder trabajar más cómodo, luego de un clima tenso que se vivió hoy en el Libertadores de América, con insultos a los jugadores.

En los primeros minutos de partido, Independiente se mostró un poco mejor, aunque con el correr de los minutos se fue diluyendo el buen funcionamiento inicial y se vio obligado a recurrir a pelotazos largos desde el fondo en busca de alguno de los dos nueve. River, de a poco, comenzó a generar peligro y tuvo la primer chance con un cabezazo que pegó en el palo. El Rojo respondió con un mano a mano del debutante Fabricio Bustos, pero el pibe tardó demasiado y definió mal.

Luego el conjunto visitante tuvo una oportunidad muy clara: Rodrigo Mora capturó un rebote corto de Toledo y tiró un gran centro para Larrondo, pero el delantero del Millonario cabeceó solo y su remate se fue muy cerca. La última del primer tiempo fue para el equipo de Milito, con un cabezazo de Germán Denis que se fue muy alto.

En el complemento, el equipo salió más decidido a buscar la victoria, aunque sin demasiadas ideas. El pibe Bustos tuvo un cabezazo muy claro, pero su remate se fue muy cerca del segundo palo. Ante la poca efectividad de los delanteros, Milito apostó por Maximiliano Meza como acompañante en ofensiva de Vera y el funcionamiento en ofensiva mejoró.

La desesperación y el correr de los minutos hicieron que el técnico del Rojo se vea obligado a realizar cambios para cambiarle la cara al equipo, y después de tanto insistir, llegó el gol. Tras un centro de Rigoni, un defensor de River la peinó y le cayó en la cabeza a Vera que sólo tuvo que empujarla en el segundo palo para poner en ventaja a Independiente 1-0. De ahí hasta el final, sólo fue aguantar para finalmente conseguir los tres puntos.

Después de una semana complicada, tras la dura derrota en el Clásico de Avellaneda, el equipo salió a la cancha con muchísima presión y con el descontento de la gente, pero demostró actitud y supo ganar un partido difícil, que estaba destinado a ser un empate. El gol de Vera y los tres puntos traen tranquilidad para trabajar durante la semana, ya que Milito y el plantel aún siguen bajo la lupa. Se ganó y no mucho más, por lo que el técnico deberá trabajar bastante. El próximo rival será Colón como visitante, un equipo que viene muy bien, y será un prueba dura para el Rojo.

DEJA UNA RESPUESTA