Cada vez más copado

1
1350

Independiente jugó un partidazo, superó por 2-0 a Nacional de Paraguay y aseguró su pase a semifinales, donde se enfrentará con Libertad. El equipo de Ariel Holan manejó el encuentro de principio a fin y con goles de Juan Manuel Martínez y Emmanuel Gigliotti liquidó la serie, que terminó 6-1 en el global. El Rojo, entre los cuatro mejores de la Sudamericana.

Con la tranquilidad del 4-1 obtenido en el encuentro de ida, Independiente salió al Libertadores de América con la idea de liquidar la serie y evitar cualquier tipo de inconveniente. Y le salió a la perfección, ya que desde el comienzo se notó que no iba a bajar el pie del acelerador. 

Lo cierto es que a lo largo de la primera etapa, el equipo de Holan fue quien generó más peligro, aunque no tuvo la suerte de poder abrir el marcador, a pesar de una clara superioridad en campo rival. Mientras, el conjunto paraguayo intentó complicar al Rojo y descontar lo antes posible, pero se encontró con varios problemas para inquietar a los defensores locales, que tuvieron una muy buena noche.

Ya en el complemento, llegaron los goles que sentenciaron la serie. Primero, el Burrito Martínez metió un bombazo tras un buen centro de Silva. Después, el Puma Gigliotti se encargó de finalizar una jugada colectiva que tuvo varios toques y que fue un verdadero golazo. Con el 2-0 arriba, el resultado ya estaba consumado, por lo que los jugadores del Rojo comenzaron a aprovechar la tenencia del balón y evitar sorpresas.

Y así fue, que los de Holan cerraron el global con un 6-1 a favor ante Nacional, una ventaja que nunca había conseguido en la Copa Sudamericana. Por lo pronto, ya clasificado a semifinales, el objetivo principal del semestre sigue en pie y la ilusión del hincha es cada vez más grande. Es que en varios pasajes del encuentro, se volvió a ese paladar negro que representa el buen fútbol, lo que más le gusta a los fanáticos del Rojo. El Rey de Copas está en semis, cada vez más cerca…

 

 

 

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA